01 Marzo 2021

  

PILDORA INFORMATIVA: PLANES DE IGUALDAD Y REGISTRO SALARIAL

LABORAL

¿EN QUE CONSISTEN LOS PLANES DE IGUALDAD?
El Real Decreto 902/2020, del 13 de octubre, por el que se regulan los planes de igualdad y su registro, se definen estos planes como un conjunto ordenado de medidas, adoptadas después de hacer un diagnóstico de situación, intentando conseguir la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y, así, eliminar la discriminación por razón de sexo en las empresas.
¿A QUIEN VA DIRIGIDO?
El registro de los planes de igualdad es un trámite obligatorio para las empresas de 50 o más personas trabajadoras, así como para aquellas empresas que así lo establezca el Convenio Colectivo aplicable.
No obstante, existe un periodo transitorio del cual disponen las empresas para aprobar sus planes de igualdad, de manera que las empresas de más de 100 personas en plantilla están obligadas a tenerlo obligatoriamente a partir del 8 de marzo del 2021, y las empresas de más de 50 persones en plantilla estarán obligadas a partir del 8 de marzo del 2022.
Dicho esto, la elaboración, implantación y registro de los planes de igualdad, también se pueden implementar de forma voluntaria para el resto de empresas que no están obligadas.
De todos modos, todas las empresas han de velar por la igualdad de oportunidades en el ámbito laboral y han de adoptar medidas, con negociación o consulta previa, con la representación legal de los trabajadores, para evitar cualquier tipo de discriminación entre mujeres y hombres en su organización.
REGISTRO SALARIAL
A partir del 14 de abril del 2021, todas las empresas tendrán que contar con un registro salarial según el RD 902/2020, independientemente del número de personas trabajadoras en plantilla o de mujeres y hombres que la componen, un registro que tendrá una validez de un año natural, excepto si se producen circunstancias o cambios que supongan una alteración substancial de los datos incluidos en el documento.

El registro salarial, es un registro cuantitativo, no nominativo, que ha de recoger los valores medios de los salarios, desagregados por sexo y distribuidos por grupos profesionales, categorías profesionales o lugares de trabajo iguales o de igual valor. Este registro ha de contener:
1. Valores medios de retribución.
2. Valores medios de complementos salariales.
3. Valores medios de percepciones extrasalariales.

También ha de influir los cálculos de las retribuciones medias de mujeres y hombres, es decir, con datos segregados por sexo, contando con el elemento comparativo de categoría profesional, grupo profesional o de lugar de Trabajo.

Finalmente, indicar que el registro salarial ha de estar a disposición, no únicamente de la Inspección de Trabajo sino también de todos los representantes de los trabajadores.

En el caso de que deseen ampliar esta información, no duden en contactar con nuestro despacho y les informaremos del procedimiento a seguir.